Home / MM Cultura / Historias de Morelos (Maximiliano y Carlota)

Historias de Morelos (Maximiliano y Carlota)

Uno de los mejores generales franceses de la historia, pudo haber ser concebido en Cuernavaca, Morelos.

La estancia de los emperadores Maximiliano de Habsburgo y de Carlota de Bélgica en el estado de Morelos, ha dado pie a muchas leyendas, una de ellas fue la existencia de Concepción Sedano, que según cuentan era la hija de un jardinero que trabajaba para Maximiliano y que se le conocía con el nombre de la India Bonita. Este personaje le fue presentado a Maximiliano por el general francés Charles Ferdinand Latrille, Conde de Lorencez, quien se casó con la mexicana Emilia Álvarez de Pérez y según la historia mantuvieron un romance en el tiempo en que Maximiliano vivía en el Jardín Borda. Otra historia mucho menos conocida y sumamente interesante cuenta que al igual que Maximiliano, Carlota también tuvo su amante en Cuernavaca y era nada más y nada menos, que el comandante de las tropas belgas destacada en México, el coronel  Alfred Van der Smissen, que también fungía como el ayudante de campo de Carlota, por lo que se le veía muy seguido con la emperatriz, tanto en la Ciudad de México, como en sus visitas a Cuernavaca.

Carlota de Bélgica

La presencia de Van der Smissen en México, había creado una gran polémica, ya que el Rey Leopoldo I de Bélgica lo mandó a México al frente de un cuerpo de soldados para que acompañara a su hija, la princesa Carlota, a México en 1864. Con esta acción, el rey violó la Constitución del reino de Bélgica, que había adoptado como principio rector el de la neutralidad, la decisión unipersonal del rey provocó fuerte oposición en el Parlamento Belga. Una vez en México Van der Smissen colaboró con su regimiento en la batallas en contra de las tropas liberales de Benito Juárez y tuvo una gran participación en la batalla de la Loma en Tacamabaro Michoacán en donde derroto al célebre General Porfirio Díaz, como premio a este importante triunfo fue nombrado como su ayudante de campo. El escritor Francisco Martín Moreno que dedica una sección a la pareja imperial en su libro “Arrebatos carnales” afirma que  “Alfred Van der Smissen era la única persona de toda la corte que gozaba del derecho de picaporte a las habitaciones de la emperatriz“  Van der Smissen, resultó ser, con el paso del tiempo, el inseparable compañero de Carlota, el mismo con el que pasaba largas horas sentada en una barca mientras el soldado belga remaba en el lago de Chalco perdiéndose en las orillas para comer un refrigerio y beber una botella de vino tinto francés, a veces pasaban la tarde en el lago de Chapultepec, y es muy probable que también hayan ido al Jardín Borda de Cuernavaca, en algunas ocasiones, porque les gustaba retirarse a sitios deshabitados, apartados de los eternos curiosos

Es en este tiempo es cuando según dice la historia, Alfred y Carlota concibieron a un niño que sería uno de los generales más importantes en la historia de Francia, Maxime Weygan, por lo que existe la posibilidad de que ese niño haya sido encargado en Cuernavaca en una las visitas que hicieron a esta ciudad. Uno de los argumentos que apoyan esta teoría es la investigación que realizó el periodista e historiador francés André Castelot quien recuerda el testimonio del rey Leopoldo III de Bélgica que le dijo, en una entrevista que “Weygand es el hijo de van der Smissen” sin embargo no mencionó que el niño fuera su nieto. Desafortunadamente la relación entre Van der Smissen y Carlota terminó el 8 de julio de 1866, cuando Carlota sale de México rumbo a Francia para pedir apoyo para Maximiliano, lo que finalmente no consiguio.

General Alfred Van Smissen

Una vez establecida en Bruselas,  Carlota dio a luz a Máxime, en el máximo de los secretos y posteriormente Weygand fue inscrito en el registro Civil de Bélgica  y fue protegido y educado en la corte del Rey Leopoldo, reafirmando de así que realmente fuera hijo de la Carlota. al crecer el joven se fue para Francia e ingresó en la academia militar de Saint-Cyr, con el respaldo de la casa real belga y se graduó en 1887. Maxime adoptó la ciudadanía francesa y comenzó su carrera militar, durante la Gran Guerra fue jefe de estado Mayor del general Foch, en este puesto asistió a las más importantes operaciones de guerra contra la Alemania imperial (batalla del Marne, Verdún y del Somme, entre otras).

El 19 de Enero de 1927,Maxime visitó Bruselas y asistió a la Cámara Imperial de Bouchout, en donde fue velado el cuerpo de Carlota, que acababa de morir y posteriormente sepultado, muy pocas personas reunidas en ese funeral reconocieron a Máxime y muchos menos se imaginaron que la ex emperatriz era su madre. En 1939 asumió el cargo de jefe militar en las colonias francesas del Oriente Próximo, en mayo de 1940 el primer ministro Paul Reynaud lo llamó para que reemplazara a Maurice Gamelin al frente del ejército francés en la Segunda Guerra Mundial. Weygand asumió su cargo el 18 de mayo El gobierno francés evacuó París el 10 de agosto y los alemanes entraron en la capital el 14 de ese mes. Tras el armisticio, Weygand ocupó el cargo de Ministro de Defensa en el gobierno encabezado por Petain, hasta septiembre de 1940, posteriormente se dedicó a escribir sus memorias y falleció en París en 1965. Finalmente el historiador Alain Decaux reforzó el rango sanguíneo que unía a Van der Smissen y Weygand al revelar fotografías que revelan la semejanza entre los dos hombres, que aparecieron en un programa de televisión del historiador, estas imágenes también han sido publicados en artículos y libros.

General Maxime Weygand

 

 

 

About Cesar Romero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Personajes notables que han vivido en el estado de Morelos

Cuenta una vieja historia que cuando la primavera visitó la tierra decidió ...

La Ruta de Zapata

Los días de descanso son una buena ocasión para conocer la vida ...